Noticias del Atlético de Madrid

Y decían que le robaron al Madrid, la grave patada de Bellingham contra Ángel Correa

Por Juan Gomez

Y decían que le robaron al Madrid, la grave patada de Bellingham contra Ángel Correa

El derbi madrileño no fue ajeno a la polémica arbitral que se generó.

Síguenos enSíguenos en Google News

Atlético de Madrid ganó, goleó y gustó al Real Madrid en el primer derbi de la temporada, desplegando un gran nivel táctico y físico, cosa que abrumó por completo a los Merengues. Al minuto tres, los Colchoneros comenzaron ganando con un golazo de cabeza de Álvaro Morata, donde la defensa Blanca fue un completo y absoluto desastre, pues no marcaron al ariete español, que marcó en completa soledad dentro del área.


El segundo gol de Antoine Griezmann fue exactamente igual, lo mismo que el tercer tanto de Álvaro Morata. La defensa Merengue fue un desastre absoluto, evidenciando que Carlo Ancelotti no está preparado para jugar sin Karim Benzema, Thibaut Courtois y Eder Militao, mostrando una gran negativa a fichar en el verano y ahora, el italiano se arrepiente con todas sus fuerzas de no buscar reemplazantes naturales.


Antes de finalizar el primer tiempo y con el marcador 2-1, Real Madrid tuvo una jugada ofensiva, en la que fue la primera polémica, puesto que un balón largo caía en David Alaba y el austriaco asistía a Eduardo Camavinga, que anotaba el segundo gol Blanco e igualando todo, pero el juez de línea anulaba el gol por un fuera de juego. Antonio Rudiguer era el jugador que estaba en posición irregular, pero también había cometido una falta sobre Mario Hermoso, por lo que el gol estaba perfectamente anulado.


Las protestas no faltaron y cuando Luka Modric lo hizo, se ganó una tarjeta amarilla. En medio de esta polémica, finalizó la primera parte del encuentro. En la segunda, Morata hizo otro gol de camerino a los 40 segundos de iniciada, por lo que el partido prácticamente se cerró y Atlético de Madrid ya le estaba dando un baile completo al Real Madrid, por lo que todo el Cívitas Metropolitano se rindió en un “Olé” al unísono y sería justamente en este punto donde vendría la otra polémica.

Furia total


A lo largo del partido, Jude Bellingham tuvo un muy mal partido, donde no brilló y no hizo absolutamente nada, dejando ver que los partidos previos, donde marcó seis goles solo fueron golpe de suerte. En el minuto 91, El mediocentro inglés le pegó una patada criminal a Ángel Correa, y la cara del ex Borussia Dortmund demostraba una frustración evidente y pegó así para descargarse por la cátedra de fútbol que le acababan de dar. Era una evidente tarjeta roja, pero el árbitro decidió que la humillación deportiva era suficiente y solo le mostró la tarjeta amarilla. El VAR brilló por su ausencia y no corrigió al colegiado para que sacara la roja.


Más noticias